Es común cada fin de semana organizarnos con la familia y amigos a convivir y preparar la famosa “carne asada”, pero te has preguntado alguna vez a donde van a parar todos esos platos y vasos de unicel que se utilizan en cada reunión?.

Me hice esa pregunta y tuve la curiosidad de investigar un poco desde cómo se fabrica hasta su descomposición hablando de los desechables de unicel específicamente, a lo cual entre un dato y otro me quedé sorprendida.

Les dejo el dato…

El material con el que está elaborado el unicel es un derivado del petróleo llamado poliestireno expandible, el cuál jamás se integra a la naturaleza y puede tardar más de 100 años en el ecosistema, incluso ese vaso de unicel que utilizaste en alguna fiesta permanecerá cuando tú ya no existas, eso solo por hablar de los productos desechables, no olvidemos que también el unicel se utiliza como empaque de protección de distintos objetos electrónicos específicamente.

Existen empresas que se dedican a reciclar este material, pero ¿Qué pasa con lo que no se recicla? Para las piezas que se mezclan con la basura que llega a una composta y se quedan ahí sin ser separadas causan mucho daño al ecosistema, ya que con el paso del tiempo van liberando sustancia tóxicas que se filtran en la tierra causando un gran daño al ecosistema.

¿Y el unicel que llega a los mares? Cuando este material llega a los ecosistemas marinos se convierte en alimento para los animales, confundiendolos con comida, una vez que consumen este material pierden la capacidad de sumergirse y el bloqueo de su tracto digestivo causando en ellos la muerte.

A veces por no querer lavar un plato o vaso, optamos por comprar productos desechables, incluso su precio es muy accesible pero debemos de tener conciencia del daño que causamos a nuestro planeta al estar utilizando este material; si podemos evitar utilizar este material o reutilizar el mismo vaso o plato que mejor.

Reciclaje de unicel

Sin dejar de mencionar los productos que viene en empaque de unicel; si este material causa un gran daño al ecosistema imagínate el daño que nos causa mezclar alimentos con este material.

No podemos cambiar la mentalidad de las personas de la noche a la mañana, algunos dirán que cuando el planeta esté más contaminado ya no estarán aquí y no les afectará, pero en realidad es el único lugar que tenemos para vivir y tratemos de que nuestra estancia cause el menor daño posible.